El teletrabajo como nueva modalidad de integración, organización y emprendimiento

Hoy día trabajar desde casa con total libertad de horarios y confort despierta una sana envidia en gran parte de la sociedad, ya que laborar de esta forma permite entre otras cosas compartir mas tiempo con tus familiares y amigos cercanos; por ejemplo.

El teletrabajo como fuente de ingresos consiste en la flexibilidad que te aporta el mismo de organizar y desempeñar actividades profesionales sin la presencia física del trabajador; esto pudiera realizarse a tiempo parcial o completo,  solamente contando con un medio de telecomunicación (computadora o laptop) para el contacto entre el teletrabajador y la empresa.

Tomando en cuenta que dicho formato no existe como profesión, es importante resaltar que es una tendencia que al parecer ha llegado para quedarse, y que además no es más que una forma de desarrollar el trabajo desde casa.

En la actualidad un teletrabajador tiene los mismos derechos, obligaciones y gastos que cualquier otro empleado, la única diferencia es que se utiliza el hogar u otro espacio semejante acondicionado adecuadamente como oficina principal. 

El teletrabajo hace posible que personas que previamente estaban ligadas a lugares fijos de trabajo se conviertan en emprendedores  sin domicilio fijo, sin perder el contacto permanente con su empresa y seres queridos. En este mismo orden de ideas es necesario mencionar que esta forma de trabajo a distancia no es tan sencilla como parece ya que requiere una formación profesional previa y de un gran manejo de los equipos utilizados, en este caso “un computador con 2MB de velocidad mínimo para que el funcionamiento y la interacción con el cliente sea mas efectiva; además  requiere de un alto nivel organizativo y creativo.

Por último no hay que olvidar que el teletrabajo ofrece un mayor grado de autonomía para aquellas personas con un carácter independiente y que les gusta asumir responsabilidades; siempre y cuando las mismas vayan de la mano con lo demandado por el cliente o la empresa que el mismo teletrabajador representa

“Es necesario tener clara la diferencia entre trabajar a domicilio y teletrabajo, ya que la primera, a diferencia de la segunda, no implica una dependencia de la informática en la realización de la labor”. 

Ventajas:

1.- Conseguirás mayor productividad debido a la implantación del trabajo.
2.- Necesitarás menos infraestructura, por lo que tus costos serán reducidos de manera notable.
3.- Eliminas la ausencia laboral.

Desventajas:

1.- La supervisión del trabajador en casa es menor.
2.- Suele haber una pérdida de las jerarquías al no existir una supervisión continua.
3.- Se crea una menor identificación del trabajador con la empresa.

Estas desventajas se manejan con ética y profesionalismo departe del patrono y el teletrabajador.

Nota Importante: “Tener muy en cuenta que algunas empresas ya están establecidas, y quizás no se interesen o consideren útil la tecnología como herramienta de esparcimiento; sin embargo, allí es donde tendrás la oportunidad de medir y mostrar tus capacidades para el negocio y mostrarte como el gran emprendedor que eres”. ¡Anímate a teletrabajar!

 

Colección y redacción: Carlos Eduardo Rodriguez.

Comentarios